UNA PEQUENA GRAN DIFERENCIA

El pasado 11 de abril, la Superintendencia de Bancos emitió el Acuerdo Número 2 de 2019, la que modifica el Acuerdo 10 de 2015 sobre prevención del uso indebido de los servicios bancarios y fiduciarios.

La pequeña gran diferencia en este acuerdo, es el requerimiento para clientes nacionales o extranjeros, del número de identificación tributaria del país o países donde es contribuyente o donde tiene residencia fiscal.   En el caso de extranjeros que hayan obtenido la residencia en panamá, podrán ser identificados mediante la Cédula de Identidad personal emitida por el Tribunal Electoral de Panamá.

En el caso de clientes internacionales, también deberá solicitarse una declaración jurada en la que se indique que los flujos de ingreso y salida que se efectúan a la entidad financiera cumplen y cumplirán con las obligaciones tributarias en su país o países de residencia fiscal. Esta declaración jurada puede evidenciarse en un documento único e independiente, o incluirse en el perfil del cliente.

Estos dos nuevos requisitos, cambian significativamente el proceso de captación de nuevos clientes, ya que el número de identificación tributaria (RUC) es un número muy sensitivo en muchas jurisdicciones (incluyendo la nuestra), ya que con esta información se podría acceder a las declaraciones de renta u otra información fiscal del cliente.

De la lectura de los párrafos que forman parte del considerando del acuerdo antes mencionado, podemos resumir las siguientes motivaciones para la modificación del Acuerdo 10 de 2015:

  1. Que el propósito de estos nuevos requisitos es fortalecer la legislación local en materia de prevención del blanqueo de capitales, financiamiento del terrorismo y financiamiento de la proliferación de armas de destrucción masiva.
  2. Que la Ley 70 de 31 de enero de 2019 que reformó el Código Penal tipificando la defraudación fiscal contra el Tesoro Nacional de la República de Panamá como delito penal.
  3. Que de acuerdo a la nota interpretativa de la recomendación 3 del GAFI, los países deben aplicar al delito de lavado de activos a todos los delitos graves… entre las cuales se encuentran los delitos fiscales como determinantes al delito de lavado de activos.
  4. Que la recomendación 37 del GAFI los países no deberán negarse a ejecutar una solicitud de asistencia legal mutua por el único motivo de que se considera que el delito involucra también asuntos fiscales.

Podemos concluir entonces que estas modificaciones buscan no solamente que Panamá coopere con la prevención del lavado de dinero producto de narcotráfico, terrorismo, trata de personas y otros, sino que equipara el tema fiscal internacional, al mismo nivel de gravedad que los asuntos antes mencionados.

El acuerdo modifica también lo relativo al origen y destino de los recursos o patrimonio, definiendo estos como la jurisdicción de la cual mayoritariamente se reciben los recursos en el caso de origen, o bien hacia donde se envían en el caso de destino.

De igual manera, enumera los documentos que se podrían aceptar como comprobante de la fuente de los recursos o patrimonio, a saber:

  1. Carta de trabajo.
  2. Ficha de seguro social.
  3. Declaración jurada de impuestos.
  4. Comprobante de pago, o
  5. Cualquier otra documentación legal o contractual que evidencie el flujo de ingresos del cliente.

El acuerdo establece un plazo de adecuación hasta el 15 de mayo de 2020 para el cumplimiento de los dos nuevos requisitos, con lo cual, los sujetos regulados tienen una carrera contra el tiempo para cumplirlo antes de dicha fecha tope.

En nuestra opinión, esta nueva regulación añade más peso al complejo proceso de debida diligencia, encareciendo las operaciones de los bancos y fiduciarias, quienes deben cumplir con un nuevo proceso de actualización de sus procedimientos y expedientes, lo que deja poco espacio para la labor de captación de clientela.

Nuestro país está sufriendo las consecuencias de la información mediática que ha empañado la marca país y los pocos esfuerzos realizados para atraer inversión extranjera.  Solicitar más información que los demás países competidores en ofrecer servicios bancarios internacionales, solo nos pone en desventaja.

Mag. Daisy Chacón de Cortez

Socia Fundadora

CHACÓN & ASOCIADOS, ABOGADOS

Related Posts

Shopping Cart
There are no products in the cart!
Total
$0.00
Continue Shopping
0